En el marco del 29 Festival del Caribe, también conocido como La Fiesta del Fuego, del 3 al 5 de julio se desarrolló la Primera Sesión Caribeña de la Quinta Bienal de Dramaturgia Femenina, “La Escritura de la Diferencia”. El evento estuvo presidido por la presidenta de dicha Bienal, la directora de escena italiana Alina Narciso y contó además con la entusiasta presencia de teatristas cubanos.

Las sesiones estuvieron conducidas por la actriz María Teresa García y consistieron, esencialmente, en la lectura y comentario de algunos de los textos ganadores en las sucesivas versiones de la mencionada Bienal. Así dieron su voz e intención las actrices del grupo Gestus a la comedia de Esther Suárez Durán, “De hortensias y violetas”, como lo harían los del grupo A dos manos en “Yo no soy Charlott”, de Liliam Ojeda, asesora dramática del grupo Rita Montaner.

Culminaron las actividades reflexivas con la lectura de Ana María de Aguero de su obra “Teresa: muerte sublime”, el más reciente de los premios de la Bienal y, a posteriori, un panel sobre la dramaturgia femenina al cual estuvieron invitadas, entre otras, Fátima Patterson, actrriz, dramaturga y directora de escena; Cristine Matos, directora de escena y Elena Yanes, actriz.

Un valioso aporte desde otra perspectiva fue el análisis de Marcial Lorenzo Escudero sobre el proceso dramatúrgico en “Charlotte”, basado en el poema dramático de Nara Mansur, y los aportes de la actriz Karina Portelles a la creación del espectáculo.

Muchas ideas novedosas circularon durante esos tres días. Entre otras, la poca atención que se le dedica a la promoción de las mujeres escritoras en el mundo my que la diferencia fundamental o la única no es de género, sino que es necesario incluir las diferencias culturales, étnicas y político-sociales. En un plano más pragmátioco se usó lo provechoso de las lecturas dramatizadas.

Según Alina Narciso actualmente la Bienal tienes sus principales faces en Italia, España, Argentina y Cuba. Considera asimismo que, especialmente en Santiago de Cuba, hay un prodominio en favor de las mujeres creadoras.

Paralelamente un programa de presentaciones complementó las reflexiones. Fueron llevadas a escena “Gritos”, de Cristine Matos – Yamoski Suárez, “Charlotte”, de Nara Mansur – Marcial Escudero; y “Cuentos de agua”, de Alina Narciso – Calibán Teatro.