Del 8 al 13 de marzo se desarrolló en Santiago de Cuba la Jornada Internacional de la Dramaturgia Femenina correspondiente a la V Bienal del Concurso La Escritura de las Diferencias , que ha dado inicio a una nueva etapa en la historia de este evento, fundado en 1999 por la dramaturga, directora y promotora italiana Alina Narciso.

Esta nueva etapa responde a los nuevos tiempos, a los contextos y horizontes actuales. En consonancia con ellos el certamen ha probado a realizar su momento culminante, el de la representación de las obras ganadoras, la reunión de teatristas y la entrega de los premios, fuera de Italia, en este caso en una región del Caribe: la hermosa y cálida ciudad de Santiago de Cuba, en la zona oriental del archipiélago cubano, y ha conformado para esta fase un programa un tanto más sólido y mucho más ambicioso que las anteriores ediciones.

Así en Santiago de Cuba nos encontramos en estos días de marzo dramaturgas, directoras, actrices, teatrólogas, periodistas, promotoras, críticas, investigadoras, profesoras universitarias, colegas de otros medios, amantes todas del teatro, procedentes de Argentina, Italia y Cuba, acompañadas por nuestros colegas masculinos; porque no es ocioso repetir que, si bien La Escritura de la Diferencia y el proyecto cubano de desarrollo Escena con aroma de mujer que le tributa tienen como objetivo central la visibilidad y desarrollo de la labor de las mujeres en la producción autoral y teatral en general no por ello resultan proyectos de trabajo excluyentes. Y no por gusto, ya esta vez el certamen de La escritura … añadió la letra s al segundo término de su nombre y comenzó a nombrarse Escritura de las Diferencias.

Durante los referidos días en las sesiones nocturnas se presentaron en escena las tres obras ganadoras (una por cada país concursante: Italia, Argentina y Cuba). Fueron ellas La pierna de Sarah Bernhardt, de Soledad Agresti; Las flores contadas, de Sandra Franzen; y Strip tease, de Agnieska Hernández Díaz, respectivamente, las cuales pudieron ser apreciadas no como lecturas en espacios o lecturas dramatizadas, sino como auténticas puestas en escena de los textos premiados, con todos los elementos que precisa un espectáculo teatral; tal fue la entrega y la pasión que pusieron en su labor las directoras teatrales y compañías a quienes se entregó tal responsabilidad: Fátima Patterson con el Teatro Macubá; Irene Borges y el Teatro La Aldaba, y Alina Narciso y actores y técnicos de los grupos Cabildo Teatral y Calibán Teatro. Las obras se mantuvieron en escena por tres días cada una de ella y contaron con un público entusiasta en todas sus funciones.

Al término de las funciones de estreno se produjo el diálogo de las autoras con el público, tal y como viene haciendo el evento desde sus jornadas iniciales, con lo cual se le da visibilidad, espacio, presencia a las dramaturgas.

Las sesiones diurnas fueron distribuidas entre conferencias sobre diversos aspectos del tema del Género y el encuentro entre mujeres teatristas.

Las conferencias correspondieron a las doctoras Norma Vasallo, Presidenta de la Cátedra de la Mujer de la Universidad de La Habana; María Julia Jiménez Fiol, Presidenta de la Cátedra de Género y Sociedad de la Universidad de Oriente, y Rosa María Reyes Bravo, Coordinadora del Proyecto Territorial para la Capacitación, Investigación y Promoción de la Equidad de Género en la Región Oriental. Sus intervenciones revelaron la complejidad y trascendencia del tema, su importancia en la vida social actual y su pertinencia en un evento como el que estábamos llevando a cabo. De modo tal que durante las jornadas del encuentro de dramaturgas y mujeres teatristas fue imprescindible emplear como plataforma del intercambio los conceptos y hechos referidos en estas conferencias.

Este encuentro, por su parte, cumplió ampliamente su cometido. Nos permitió conocer las realidades de nuestras regiones en lo tocante a la dramaturgia femenina y a la creación teatral desarrollada por mujeres, definir problemas y situaciones comunes, esclarecer conceptos, trazar estrategias a corto y mediano plazo en las cuales se incluye la puesta en marcha de una red internacional de mujeres teatristas y de personas interesadas en la creación teatral femenina así como la búsqueda de fuentes de financiamiento para poder llevar a cabo las próximas acciones, entre ellas la celebración de las ediciones venideras de la Bienal de Dramaturgia Femenina La Escritura de las Diferencias.

La Jornada contó entre sus actividades con la presentación de un perfume creado por la especialista Yanelda Mendoza, de la perfumería Habana 1791, dedicado a la dramaturgia femenina y que fue nombrado Tula, en honor a la memoria de Gertrudis Gómez de Avellaneda, poeta y dramaturga del siglo XIX de gran reconocimiento en el mundo hispanoamericano, y con el lanzamiento del volumen que contiene los tres títulos ganadores en los idiomas italiano y español. También se entregaron a sus respectivas autoras los primeros ejemplares impresos de una nueva edición de las obras ganadoras en las anteriores convocatorias.

En lo esencial, los acuerdos de esta V Bienal fueron:

  • En lugar de un evento itinerante que desplace geográficamente su acción en cada convocatoria (tal y como se había pensado hacer a partir de esta ocasión), que la Jornada de la Dramaturgia Femenina cuente con una residencia fija; lo cual contribuirá a la construcción de su identidad, tema de suma importancia en la tarea de reconocer la presencia de la dramaturgia femenina de por sí invisibilizada por el discurso dominante.
  • Esta residencia será Santiago de Cuba, espacio social y geográfico que se caracteriza por la diversidad étnica y cultural y que está resuelto a poner su infraestructura al servicio del evento.
  • Organizar la red internacional de dramaturgas y mujeres teatristas a partir de una página web construida por las colegas italianas.
  • Extender dicha red a todas las colegas interesadas en Iberoamérica. Tratar de extender la presencia en el certamen a todos los países de la región, a partir de que las respectivas dramaturgas puedan organizarse para participar del evento, dado que cada país interesado en hacerlo deberá buscar los medios para promocionar y desarrollar el concurso en su región y dotar a la ganadora nacional de recursos financieros para el viaje. Si bien hasta el presente la organización italiana asumió el costo del traslado de las ganadoras, los sucesivos recortes al presupuesto destinado a la cultura realizados por el actual gobierno italiano cierran esta posibilidad.
  • La idea de la red resulta fundamental dado que el concepto central de funcionamiento es este: el trabajo en red, donde no existe una instancia central ni una estructura vertical, sino una estructura horizontal y un principio de colaboración y consenso.

Tras la clausura del evento en Santiago, en Italia, Chiara Guida y sus colaboradores preparan el sitio web de La Escritura de las Diferencias para constituirse en centro digital de la red internacional, realizan los ajustes precisos para la completa puesta en marcha de la Editora On Line y reeditan en formato impreso las obras premiadas en las anteriores ediciones del concurso.

Por su parte, Alina Narciso trabaja intensamente en la puesta en escena italiana de uno de los textos ganadores, la obra Strip-Tease, de Agnieska Hernández, la cual deberá presentarse en los próximos días de mayo en el Teatro Mercadante de la ciudad de Nápoles.

En Argentina, Patricia Zángano, Coordinadora Nacional del Proyecto, logró con Argentores la continuidad de la colaboración de esta prestigiosa institución con La Escritura de las Diferencias en lo que se refiere a la convocatoria y organización del concurso en territorio argentino para las ediciones por venir. Entre tanto, también se plantean la creación de una página web y examinan diversas variantes para la generación de los recursos que garantizarían que la ganadora de la próxima edición pueda viajar a Santiago de Cuba junto con alguna de las organizadoras y de las investigadoras que se dedican a la lectura, crítica y sistematización de la producción dramática femenina argentina.

En Cuba se desarrolló un panel dedicado al evento en las Jornadas de Arte, del Instituto Superior de Arte (ISA), donde, además, el Teatro La Aldaba hizo el desmontaje de la obra Las flores contadas, de Sandra Franzen, cuya presentación ante el público de la capital deberá producirse el próximo mes de

junio en la Sala El Sótano, gracias a la iniciativa del Teatro La Aldaba y el apoyo del Director General de la Compañía Teatral Rita Montaner, el dramaturgo Gerardo Fulleda León.

Entre tanto seguimos intentando crear una página web, acción para la cual contamos ya con la especialista indicada pero aún no con el financiamiento preciso. Por tal motivo la promoción de lo relacionado con el proyecto de desarrollo Escena con aroma de mujer y la Bienal de Dramaturgia Femenina La Escritura de las Diferencias debe continuarse realizando mediante sueltos digitales como estos, variante que limita el volumen y alcance de la información y actúa en contra de la calidad de su presentación.

Usted puede encontrar más información sobre La Escritura de las Diferencias en el sitio www.alinanarciso.it

Esther Suárez Durán